A finales de diciembre concluirán los trabajos del proyecto denominado 'Preservación, conservación y restauración de la pintura mural y tabular de la iglesia matriz de Oña', que entre los objetivos comprende la recuperación del patrimonio y la identidad.

 

Así lo dio a conocer Paulino Sánchez, restaurador de esta obra.

El experto explicó que la intervención está divida en dos áreas, la que es netamente arquitectónica y en la que se efectuaron arreglos de cubierta, puertas y pintura en exteriores.

En tanto, en el área de restauración se efectuó la recuperación de cenefas, medallones, zócalos, arcos y enjutas que se localizan en las naves, así como la limpieza y un proceso de conservación en las columnas de madera.
“Nuestra labor complementa los trabajos de años atrás y, cuando la gente llega, está muy contenta por lo que observa. Nos cuenta sus historias sobre cómo se realizaron los aportes y quienes trabajaron en las pinturas, logrando así recordar y mantener viva esta iglesia”, detalló.

Fondos
Este proyecto cuenta con una inversión provenientes de diferentes frentes: 26.000 dólares aportó el Municipio, alrededor de 5.000 ciudadanos donantes y otro aporte lo dará la Arquidiócesis de Cuenca. (XTM) (I)