Con la izada a la bandera del pabellón nacional y cantonal se inició la celebración mayor del cantón azuayo, San Felipe de Oña, por la conmemoración de los 26 años de vida política.

Música, colorido y algarabía juvenil inundaron las calles del centro cantonal en el desfile cívico-militar-estudiantil que contó con la participación de las autoridades, estudiantes, banda de la Policía Nacional y de la III División del Ejercito Tarqui.

Para el mediodía se realizó la colocación de una ofrenda floral en el monumento a Juan Lara, en el parque central. Luego se realizó el almuerzo comunitario con la asistencia de los habitantes y residentes del cantón.

 

Inauguración

Los festejos se extendieron con la inauguración de la Glorieta Cultural, espacio que se destinará cada domingo para actividades culturales a fin de estimular la concurrencia de turistas nacionales e internacionales.

También fueron entregados oficialmente dos puentes, Veinticuatro de Mayo y Buenos Aires, que sirven para la conducción de agua de riego. Otras obras entregadas fueron los proyectos de electrificación de San Gerónimo, el adoquinado en la calle Adolfo Vega y el alcantarillado de Bella Vista.

Durante la sesión solemne llevada a cabo en el salón del Pueblo se firmó un convenio por 1.600.000 dólares para la construcción de un canal de riego en la parroquia Susudel.

La ejecución del proyecto tendrá un plazo de 12 meses.

Los beneficiarios serán 500 usuarios propietarios de 600 hectáreas de terreno.

Hernán Ullauri, vicealcalde del cantón, señaló que esta obra es una necesidad de hace 30 años, ya que actualmente los comuneros tienen siete litros de agua por segundo repartidos en turnos cada 15 días. Con el proyecto los usuarios contarán con 13,5 litros por segundo de forma permanente.